Fumar y roncar, ¿cuál es la relación?

El humo del tabacco irrita las vías respiratorias, lo que hace que las paredes y las cavidades de la garganta se espesen.

El resultado es un estrechamiento de las vías respiratorias que hace que los ronquidos sean más probables.

Fumar también causa un engrosamiento de las membranas mucosas en la nariz, lo que aumenta los problemas de ronquidos.

El riesgo de roncar debido a fumar es dos veces más alto que cuando no fuma. Muchos roncadores que fuman, por lo tanto, se benefician inmediatamente al detener este hábito poco saludable.

Entradas

Snurken vanwege overgewicht roken en alcohol

Ronquidos por fumar, sobrepeso y alcohol

Reducir los ronquidos con un estilo de vida más saludable Muchas…