Enjuague con sal y bicarbonato de sodio contra los ronquidos

El enjuague con una solución salina ilumina y refresca directamente las vías respiratorias.

A veces, el lavado con una solución salina se considera desagradable, aunque su efecto lo sorprenderá positivamente.

Disuelva un poco de sal y bicarbonato de sodio en agua tibia justo antes de acostarse y rocíe un poco de este líquido en sus fosas nasales una por una. Inmediatamente se abre las vías respiratorias.

Esta puede ser una buena manera de aliviar sus problemas de ronquido.

Entradas

Remedios caseros contra el ronquido y la apnea del sueno

10 remedios caseros contra el ronquido y la apnea del sueño

El ronquido ocurre cuando su lengua y otros llamados "tejidos…