El aceite de oliva y la miel contra los ronquidos

Una cucharada de aceite de oliva, posiblemente diluida con un poco de miel para el gusto, funciona como una lubricación de los tejidos blandos.

Las partes posteriores de la garganta se benefician y la lubricación reduce las vibraciones que causan los ronquidos.

El aceite de oliva también tiene propiedades antiinflamatorias que aligeran las vías respiratorias hinchadas. Pruebe una cucharada de aceite de oliva a la hora de acostarse y vea cuál es el efecto en sus problemas de sueño y ronquidos.

¿Le interesa leer más artículos sobre el ronquido y cómo solucionarlo? Vea nuestro extenso archivo de lectura sobre los ronquidos.

Entradas

Remedios caseros contra el ronquido y la apnea del sueno

10 remedios caseros contra el ronquido y la apnea del sueño

El ronquido ocurre cuando su lengua y otros llamados "tejidos…