Alcohol y ronquidos

El consumo de alcohol tiene un fuerte efecto negativo en los problemas de ronquido. Beber alcohol y roncar van de la mano.

Si sufres de ronquidos, el alcohol puede empeorar el problema de los ronquidos. Pero incluso si no roncas, beber alcohol puede hacerte roncar.

La ingesta de alcohol relaja los músculos, por lo que los tejidos blandos en la parte posterior de la garganta vibran más fácilmente y producen ronquidos. Es mejor no beber alcohol en absoluto, pero una mejora ya es posible limitándose a 2 vasos de alcohol por día y tomando alcohol no más de 4 horas antes de acostarse.

A continuación encontrará artículos con información sobre el alcohol y los ronquidos.

Entradas

Snurken vanwege overgewicht roken en alcohol

Ronquidos por fumar, sobrepeso y alcohol

Reducir los ronquidos con un estilo de vida más saludable Muchas…